viernes, septiembre 30, 2005

Ah

Es preciso humillarse, no se conoce nada.

Efrén Hernández, Preguntas.