viernes, noviembre 11, 2005

Hipotermia


Ya estuvo: ya compré Hipotermia. Aún no puedo comentar gran cosa, pues no estoy tan avanzada en mi lectura. Pero, con toda seguridad, el libro está resultando tan inteligente, ágil y entretenido como me imaginaba. Acaso más. Por lo pronto, gozo del ir y venir de los personajes voluntariosos, que van por las páginas filtrándose por los cuentos como se les viene en gana. Por ahí se pasea, incluso, una reminiscencia de “la matrona del piquete felino”: la Gula de Aristóteles Brumell.

3 Comments:

Blogger Aldo Iván Espinosa said...

La petit no lo comenta aún, pero lo haré público dado que fui testigo del evento: por fin conoció a Alvaro Enrigue. En el Claustro, en la presentación de cierto libro del que no recuerdo su nombre.
Le firmó el único libro que tenía de él en ese momento, y que por razones de propiedad comparte ahora la dedicatoria con Tim Havard, un inglés avecindado en Australia que también lee a Enrigue.
Y entonces sucedió: Enrigue le dió su tarjeta de miembro del consejo editorial de Letras Libres,y ahora intercambian correos.
Su escritor favorito del momento conoció a su fan número uno. En horabuena.

01:47  
Blogger Fairest Creature said...

Ah, y por cierto, amorcito, que ahora que tú también tienes tu Hipotermia, y Paola y Pepe tendrán su Hipotermia a partir de mañana, nos vamos a poner a leerlo todos juntos, para sentir que somos "alguienes" en esta vida. Como si fuéramos estudiantes de letras o cosa parecida.

23:50  
Blogger Berenikkha said...

Oigan.... Pepe y yo ya discutimos el libro, y nos encantaría hacer ese café con ustedes para comentar al buen Enrigue y otras cosillas.... a mí me gustaron algunos cuentos y otros me parecieron de lo más raros... y uno por ahí no me gustó tanto... en fin...
Diana, yo supe del gran evento pero nunca vi la tarjeta...

10:06  

Publicar un comentario

<< Home