sábado, marzo 11, 2006

Being for the benefit of Mr. Kite (II)

Ayer en la tarde vi un papalote rojo desde el jardín. Estaba algo lejos, y se notaba que volaba muy alto y muy estable. Mi vida, tan siempre en equilibrio, se vio amenazada por el grave trauma de que YO JAMÁS VOLÉ UN PAPALOTE. Debí volarlo cuando era niña, pero no sucedió. Además de la anécdota antes relatada, recordé que durante años tuvimos guardado un papalote en forma de murciélago, el cual seguramente se pudrió de viejo, y se fue a la basura. Luego me repetí que, a mis 24, ya es demasiado tarde para tales inquietudes. Más tarde vi aquel capítulo de los Simpson en que Homero se come un pez globo y, cuando le avisan que sólo le quedan 24 horas de vida, escribe una lista de cosas por hacer antes de morir. Uno de los propósitos – mismo que termina tachando – es volar un papalote.
Para esta mañana, mi voluble capricho había desaparecido. Pero sucedió que llegó mi mamá con Azul, y con un papalote naranja. Más tarde llegó Nadia. Tras descubrir que compartimos traumita, salimos a volarlo. Azul se entusiasmó los primeros diez minutos, pero luego nos abandonó. Nadia y yo corrimos con lujo de torpeza, obedecimos los caprichos del viento, soltamos hilo cuando el papalote así lo exigió. No hay mayor sorpresa en la anécdota: el papalote no voló.
Pero el mundo quiere que vuele un papalote; tal me ha dicho en estos dos días. Ya se probó la falta de destreza familiar para la confección de estas caprichosas baratijas. Así que, aprovechando que estoy en casa de mis papás, con días libres y grandes campos en la periferia, mañana iré a comprar un papalote. Y va a volar bien bonito, ya verán que sí.

7 Comments:

Anonymous Viridiana said...

Mi Querida Diana! Eres una Diosa de la redacción! Definitivamente esto es lo utyo, pude derramar la lagrima cuando lei lo del papalote... Y es verdad, yo tampoco he volado jamás un papalote!!! Jajaja.. En serio que solo de leer tu blog me pongo de buen humor... TQM

01:29  
Anonymous Anónimo said...

Suerte con eso fino arte de volar cometas; no es fácil, te lo digo porque me siento autorizado por la praxis, neta, varias veces el cáñamo se me trozó quemándome las manos, por eso te recomiendo al principio poca altura, ya irás agarrando callo -valla, en las manos- para ir volando más lejotes.
Recuerda la ecuación:
+ cáñamo = + callo

Moi -ya ves, me persuadiste a latinizarlo-

04:30  
Blogger Fairest Creature said...

Vihra: Neta, neta, neta, ¡qué lindo comentario! Gracias. Acá se reciben todas tus flores en el bló.
Además, hace mucho que no te veía aquí, lo cual es para mí motivo de gran alegría. Un beso.

Moi: conveniente latinización, y muy a mi gusto. Pero tampoco se trata de que te pelees con la griega. No quisiera ponerte en evidencia, pero después de la lección de "halla-haya", tal vez sea el turno de una de "vaya-valla".
En fin, si tú sigues mis consejos, yo seguiré los tuyos, y todos ganamos... Gracias por la visita y por los tips.

12:19  
Anonymous Anónimo said...

aaaaaaaaa !Vaya con el "valla"¡ Haya visto yo jamás hallar semejante barbaridad.

19:29  
Blogger Fairest Creature said...

¡Albricias!

02:38  
Anonymous Lara Croft said...

Yo tengo el papalote rojo que viste!! Sí!! apareció un día en mi jardín!! y continuando con el trauma familiar... yo tampoco había volado nunca un papalote, asi que hoy en la tarde aproveché el viento y corri, corri y corri...!!! y jamás se elevó. Sí, triste, pero cierto. Ahh y para que esto sea aun más dramatico... mis perros se lo comieron. Que triste es esto de los papalotes.

00:05  
Blogger Fairest Creature said...

¿Neto? Cuando empecé a leer tu comentario, pensé que me dirías que eras tú la que lo volabas. Pero no, familiarmente se repite la maldición del papalote.
Lo vi volar justamente al otro extremo de donde esta tu casa, así que el pobre debió hacer un largo trayecto para aterrizar en la boca de tus perros.
Me dieron ganas de hacer un post sobre las coincidencias que vivimos desde que somos vecinitas. Aunque nunca nos veamos, pero bueno.

00:27  

Publicar un comentario

<< Home