lunes, mayo 29, 2006

Este post es tan ridículo que no es digno de ostentar un título

Noticias, grandes: antes de que se acabe 2006 podré disfrutar de mi parte proporcional de vacaciones correspondientes a los meses trabajados en el año. Ya sé, llevo 3 semanas, pero ellos toman en cuenta mis meses trabajados desde este momento y hasta que acabe el año. De modo que, contando desde mayo, al finalizar 2006 habré estado aquí siete meses. Mi parte proporcional de vacaciones anuales es de X días... adivínele usted. Y puedo tomarlas en el momento que mis voluntades dispongan a partir de agosto, que es cuando cumplo tres meses de labores, y mismo momento en que adquiero derechos hasta ahora sólo acariciados como meras ilusiones: seguro médico, dos días de descanso semanal, credencial oficial que hace piiiii cuando paso por una puerta. Oh, oh, un sinfín de emociones me esperan.

Pronto: un post interesante, maravilloso, extenso, clarificador y que usted no podrá dejar de leer y releer. Mientras tanto, ¿cuál es el valor de X?

2 Comments:

Blogger Aldo Iván Espinosa said...

Esto me recuerda al chiste aquel en que, después de plantear todas las variables físicas acerca de un camión en movimiento, terminan preguntándole a uno cómo se llamaba el chofer.
Cuando a un compañero de la primaria, que por tercera vez en el día me hacía todo el planteamiento y terminaba preguntandome lo mismo, le respondí, aburrido, "tu papá", perdió la sonrisa anticipada, se me quedó viendo con ojos de imposibilidad y me preguntó: "¿cómo supiste?".
Después dejó de hablarme un par de semanas, convencido, quizá, que en verdad le había leído el pensamiento.

11:34  
Blogger Fairest Creature said...

Jajajajaja, muero de risa. O sea, Aldo Iván, ¿qué?
Bueno, error, aquí la respuesta no es el papá de nadie.
----------------
A todo esto, ¿fue Ruy? Ay, ese Ruy tan ocurrente.
-----------------
Oye, ¿tu blog murió o ya le vas a escribir algo? Ya, escríbele algo.

23:27  

Publicar un comentario

<< Home