viernes, junio 09, 2006

Hoy cumplí un mes de trabajar aquí

Mi calidad de vida ha incrementado: tengo internet de alta velocidad, pluma bic en dos versiones (azul y roja), un bote de basura bien grande que nunca alcanzo a llenar, dos cajoncitos con llave, una extensión telefónica para mí solita, silla con rueditas en que me transporto cuando necesito compañía o audífonos y - oh - una diadema para hablar por teléfono sin tener que usar mis manos para tan vanos asuntos. Soy adaptable, como González.
Me han pasado algunas cosas horribles en mi estancia en este lugar, horrores indescriptibles, tales como no haber alcanzado pastel de chocolate en mi primer último jueves. Pero considero que me repondré pronto. Porque soy adaptable, como González.