jueves, junio 29, 2006

Toda la sangre (hidalguillo) es colorada

"Pues, ¿qué diré de la honra, que es la que hace más tiranías hace en el mundo y más daños, y la que más gustos estorba? Muere de hambre un caballero pobre, no tiene con qué vestirse, ándase roto y remendado o da en ladrón, y no lo pide porque dice que tiene honra, ni quiere servir porque dice que es deshonra. Todo cuanto se busca y afana dicen los hombres que es para sustentar la honra, y llegado a ver lo que es, la honra no es nada. Por la honra no come el que tiene gana donde le sabría bien. Por la honra se muere entre dos paredes la viuda. Por la honra sin saber qué es hombre ni qué es gusto, se pasa la doncella casada treinta años con sus deseos. Por la honra le quita la casada a su deseo cuanto quiere. Por la honra pasan hombres el mar, por la honra mata un hombre a otro, por la honra gastan todos más de lo que tienen. Y es la honra según esto una necedad del cuerpo y del alma, pues al uno quita los gustos y a la otra la gloria. Y porque veáis cuáles sois los hombres de desgraciados, y cuán a peligro tenéis lo que más estimáis, hase de advertir que las cosas de más valor en vosotros son la honra, la vida y la hacienda, y la honra está junto al culo de las mujeres, la vida en las manos de los doctores, y la hacienda en las plumas de los escribanos. ¡Desvaneceos pues bien, mortales!"

Francisco de Quevedo, Infierno
(
extraída de aquí la cita cuando me di cuenta que me metí
no sé dónde, y estoy con mierda hasta las rodillas).

2 Comments:

Blogger Ivonne said...

Y luego preguntas por qué estás paranoica? Chales.

20:29  
Blogger Fairest Creature said...

"¿Por qué estoy paranoica?"
No lo recuerdo.

14:38  

Publicar un comentario

<< Home