viernes, julio 28, 2006

Cuando el blog se queda sin material, es momento de una atracción impactante: peces betta. Asómbrese, oh, lector

Tito ha sobrevivido varias caídas al fregadero, es resistente al moho, le tiene miedo al flash y, cuando sea grande, quiere ser un tiburón. Es muy aburrido, y creo que me odia. Click aquí para ver a su predecesor: Lucho, el suicida.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

q asco me da!!! deplorable pobre pez obvio lo odia por q es un idiota al mantener a este bello animal en esas condiciones....

23:57  

Publicar un comentario

<< Home