viernes, septiembre 08, 2006

Ya está la tarantella

A escucharla. Porque si bien ya no viene al caso en el blog, nunca es demasiado tarde para curarse, y para dejar de creer en esos milagros.