domingo, septiembre 10, 2006

Yo estaba dispuesta a soportar toda la jornada dominical...

...porque yo, contrario a lo que manda Dios, trabajo en domingo. Y todavía que contradigo las órdenes divinas, arriesgándome a una condena quevedesca, me salen con esto.
Esta noche, a partir de las 20 horas, se suponía que comenzarían los acontecimientos, lo cual haría que el domingo valiera la pena de ser vivido, porque es muy satisfactorio esperar tantas horas en el interior de una oficina, con esa inquietud que dicta el saber que pronto habrá grandes eventos, y que lleguen.
Pero ya no. Ahora sólo la larga jornada.
Ésta iba a ser una noche de grandes reencuentros: quiero reencontrar el amor, las salas de cine, los tamales (más todavía, tamales de sabores exóticos), a Johnny Depp.

Update (cinco minutos después):
1. Es triste y patético trabajar en domingo. Recibí un mensaje: mis papás están viendo el duelo entre Mannings. Me perderé toda la temporada de la NFL.
2. Junto a mí está la que desde hoy, por discreción, se llamará doña Crutón. Es grosera, déspota, insoportable.
Update (otros cinco minutos después):
Estoy consciente de que el soundtrack de hoy me hace parecer como alguien que nunca antes había oído a Zeppelin, y que hoy escuchó el greatest hit y le llegó acá bien feo. No es así, sépalo. La canción está hoy mejor que nunca en ese lugar.

4 Comments:

Blogger Mario said...

Ánimo y saludos doña Crutón.

17:18  
Blogger Fairest Creature said...

¡AaaaAaRRRrGGGGghhhhH! ¡¡Yo no soy Crutón!! Ahora que lo pienso, ése es un apodo muy como el que pondría mi hermana. Mi hermana pone apodos como "doña Crutón", "la Diente", "Vecinito", y así muchos.
Gracias por los ánimos, Crutón se ha ido.
Pero volverá =(

20:09  
Blogger Mario said...

ups! Omití una "a" en mi comentario anterior. Usté dispense.

13:59  
Anonymous Terriblemente ofendida porque me dijiste Crutón said...

Och, pos quiobo; lo dispenso, pero que no vuelva a pasar.

=)
Saluditos, Mario.

15:58  

Publicar un comentario

<< Home