jueves, octubre 12, 2006

Buenas noticias para quienes me traen entre ceja y ceja: mi fin de semana no fue gratificante

Y, por otro lado, malas noticias para los mismos: tuvo grandes momentos, muy gratificantes.
Estoy desalojando mi habitación, y ya está prácticamente desocupada; los objetos que todavía están ahí son de muy compleja clasificación. Tengo cajas llenas de libros, cajas llenas de fotocopias y apuntes de toda la licenciatura, cajas de papelería nueva, cajas de adornos inservibles (como todo adorno que se precie de serlo), cajas de discos, bolsas de ropa, maletas de afeites, un baúl con los pocos objetos más queridos y atesorados. Lo que queda adentro del cuarto no entra en estas categorías, de suerte que habré de echarlo todo junto en una misma caja o tirar objetos que, si bien son muy apreciados por mí, han salido de mi vida.
He tirado cosas que me ha regalado gente muy querida, cosas cuya vida útil estaba en auge, cosas que todavía no estrenaba, otras que pensaba usar eventualmente, pero aún no se veía el día en que eso sucediera, cosas de uso frecuente y en vigencia. Bolsas y bolsas de basura que no es tal. Aunque también he tirado mucha basura que lo es propiamente, y este género de basura ha hecho mayoría en estos trabajos.
Durante generaciones se me ha solicitado que lo tire todo. Pero ahora que estoy tirando cosas útiles e inútiles, chicas y grandes, bonitas y feas, queridas y despreciadas, tengo a mi inspector de desperdicios: yo tiro; mi inspector revisa y rescata. Y no tardo en tirar algo, que lo veo de regreso en alguna zona de la casa. Y lo tengo que tirar otra vez, y al objeto le salen patas y otra vez regresa a la vida útil. Todo lo que tiro lo tiro dos veces o más.
Anoche me deleité arruinando el tapiz, arrancando largas tiras de papel, pintando con los dedos las paredes. Hasta el momento, lo más trabajoso ha sido mover muebles de la habitación de planta a la habitación temporal, y más porque ahora se me ha condenado a utilizar sólo las manos que me pertenecen y no otras dos o cuatro prestadas por algún amable voluntario. Hago lo posible por olvidar las ocho repisas que iba a poner... para eso necesitaría al menos una mano más. ¿Alguna vez ha tratado usted de poner una repisa por sí mismo? Yo lo he hecho, pero resulta evidente que se necesita mínimamente una mano extra.
El soundtrack más adecuado para estas labores: Led Zeppelin; a aventar cosas al bote de basura me anima particularmente "Achilles last stand", en volumen 32.
Pronto: fotos de todo el proceso de transformación, con mis aprendizajes al vapor de people+arts.
Es evidente que la talacha formó la parte más importante del fin de semana, pero tuvo muchos eventos:

1. La madrugada del martes me despertaron los gritos de la policía y unos presuntos vecinos (nótese cómo se me pega la jerga periodiquera - uy - tan ingeniosa), los cuales nunca pude comprobar que fueran tales. Cuando asomé la cabeza burtonesca por la ventana, con los ojos a medio abrir y quién sabe si con lentes o sin lentes, un policía me apuntó con una pistola. Andaban buscando a un ladrón, pero no estaba, nada más estaba yo. ¡Superen mi aventura de fin de semana, supérenla!

2. A medio embriagar, viendo caricaturas en Cartoon Network, escondida de mis captores a unos pasos de distancia (cual carta robada), aprendí a abrir cervezas con un encendedor. En ese estado, consideré inmortalizar mi nueva habilidad:


3. Gran desayuno, gran reencuentro, gran caminata, gran plática. Que se repita pronto, que se repita. En deuda:


4. Me refresqué en una zona fresca: agua de tamarindo, helado de limón, agua mineral. Todo costaba lo que costaba más cover, más cubierto, más el beneficio de sentarse en una silla, más tarifa por usar la mesa, y así. Pero sí me refresqué.

5. Y hoy, antes de venirme a trabajar, el correo me trajo un gran regalo: la tan esperada carta de Julie y el disco que no me cansaré de escuchar en varias semanas. Gracias, ¡qué buena carta, qué buen disco, qué bueno todo lo que el correo me trae siempre de Rochester, Nueva York!


6. Tomé muchas fotos. Mi favorita: el ratoncito que parece que quiere decirme algo que se le olvida. Posiblemente me decida a crear carpetas en mi flickr, y así podré poner más fotos, además de las de la comida que ya me tienen harta.


7. Gané un reembolso en una tarjeta de rasca y gana. Lo cambié por otro boleto, y ya no gané nada.


8. Por último, querido lector, ¿de qué color pintaría usted una habitación de la que posiblemente lo saquen a palos antes de que acabe el año? Vote usted.


_________________________________
El soundtrack de hoy: algo del Noah's Ark de CocoRosie, maravillosa adquisición de hoy. Y "Achilles last stand": resuma usted seis años de su vida en diez cajas de cartón, destrúyalo todo hoy mismo.

8 Comments:

Blogger Fairest Creature said...

=( Ay. No abren las fotos. Sólo se ven en chiquito. Me costó mucho trabajo ordenarlas, porque es un post muy largo, y son muchas imágenes =(
Soy una decepción. Por eso nadie entra a mi blog.

22:35  
Blogger Ivonne said...

Jajajaja! Me dio más risa tu comentario. Y mucho disgusto que me obligaras a ver la foto del ratón feo ese... ayyyy!!! hasta escalofrío me dio!!

22:20  
Blogger Del nahual divino... said...

1)No se preocupe compañera cuando menos el nahual ronda su blog, se de buena fuente que otros lo hacen pero no es bueno confiar en los nahuales.
2)De este lado del planeta si salen todas las fotos.
3)Si la van a botar use un color chillante, que les cueste la repintada.

Saludos ^_^

01:37  
Blogger Aldo Iván Espinosa said...

Buen consejo el de el nahual. Yo lo apoyo. Es más, habría que pintarlo de zebra.

Y ahora que me fijo bien, el ratoncito ese tiene un amigo ahí a un lado. Como que los cachaste haciendo cosas de ratones.

21:29  
Anonymous Julie said...

I can barely read any of this post, but it looks wonderful! I love your pictures! I'm glad that you enjoyed the letter and weren't bored to death and/or tears by it. Oh, my friend Aimee just told me she'd translate this post for me, so maybe I'll know what it says after all. Yay!

11:49  
Blogger Fairest Creature said...

Muchos comments, uiiiiii =)

Fairest Creature:
Qué quejumbrosa eres, me caes mal.

Ivonne:
El ratoncito está lindo, tiene ojos como de animalito de peluche. Y ni te digo de dónde salió, porque te infartas. ¡Bu, un ratón!

PepeNahual:
1) Usted es de los lectores frecuentes de este blog. Y pues los que no me comentan nada, pues no cuentan; pero usted nunca falta cuando paso lista.
2) Entonces quién sabe qué chafez pasó de este lado del planeta.
3)Síiiii, no lo había pensado: verde fosforescente, con puntos amarillos, rojos y negros, al temblor de mi pulso: muaaajajajaja (risa del Poncio Pilatos de Iztapalapa), se arrepentirán de haberme corrido.

Aldo Iván:
Sí, o de leopardo bien naquísimo y en las orillitas le pegamos charol rojo. Uiiiii. La zebra es muy extraña, más valdría de cebra, para que lo entiendan mis caseros, que sólo te manejan lo que es la lengua española.
Ay, hubieras visto a los ratones, eran como 80 (uy, qué Ivonne no lea esto, que le da el escalofrío), y todos estaban haciendo cosas de ratones. Corrían, comían, brincoteaban, copulaban con las ratonas... ¡quiero ser un ratón con ojos de muñeco de peluche!

Julie:
Ah, don't let Aimee help you translate it, you might be disappointed with the post... you might be the one being bored to death and/or tears! Keep imagining how wonderful my posts are =)
Yay, thanks for coming over here, I'm happy!

17:53  
Anonymous Julie said...

Haha - We tried to do it, but still had trouble (she doesn't know Spanish as well as she thought). I did learn that you obtained a new superpower: how to open a beer bottle with a lighter! Congratulations! I'll try to learn it tomorrow night. I also learned that the cute little mouse wants you to post your pictures on flickr. How helpful!

09:44  
Blogger Fairest Creature said...

Ahm, well... =(
...the weekend that followed the one in which I got such superpower, I got a laaarge cut on one of my fingers, because I thought I was an expert already. Duh, I was wrong.
So, be careful when trying!

Pronto: fotos de mi dedo hecho una desgracia, por exceso de práctica corcholata-cerebro-mano.

15:57  

Publicar un comentario

<< Home