lunes, octubre 30, 2006

Con razón soy la vergüenza de mis padres: soy terriblemente cursi (otro post ocioso)

Ñu