jueves, diciembre 28, 2006

Navidad, Navidad, blanca Navidad

Quería hacer una entrada relatando mis aventuras navideñas, pero ya no. Mejor escuche el soundtrack aquí incluido, y tome en consideración que tuve la mejor de las navidades: bailé, canté, me caí estando absolutamente sobria, di un mensaje a la humanidad, comí mucho, dormí poco, tuve un ataque de simpleza frente a una maquinita de chicles de un peso, platiqué durante horas, se me congelaron los dedos y los perdí, tomé muchas fotos y, gracias a que me regresé al DF el veinticinco de diciembre a las ocho de la mañana, no sufrí del déficit de pan.
Lo que sí haré, es lo que prometí hace un par de posts: una relación abrumadora de obsequios navideños dados y recibidos en estas fechas. Atención:

1. Las temporadas uno y dos de Lost. La uno se la regalé a mi papá; la dos se la regalé a mi mamá, sin sospechar que mi papá le regalaría ambas a mi mamá, y todo sería tristeza, drama y confusión. Bueno, no.
2. En la foto no se aprecia correctamente, pero ése es el The Beatles Love, que le regalé a mi papá. No tuve tiempo de escucharlo ampliamente, pero se oye bien, dado que son los Beatles y los Beatles siempre se oyen bien.
3. Un estuchito de cosméticos que le regalé a mi mamá. Ya le hacía falta uno nuevo, y creo que le gustó, pues además los colores eran muy atinados.
4. Calcetines de deditos que compré para mi hermana, y luego me quedé un par (ésta es una confesión, pero no me siento mal, porque se rumora que mi hermana me compró el Go. The very best of Moby, y luego se lo quedó).
5. Playerita de Heidi, para mi hermana. Es muy hermosa (la playera, no mi hermana); tuve que ir a comprarme una igual.
6. Pijama poco calientita con ñoñísimo estampado de copos de nieve. También se la regalé a mi hermana, cuya pijama ya estaba altamente raída.
7. Libritos de Narnia. También se los regalé a mi hermana, pues escuché que quería leerlos.
8. Bob Esponja de play doh. Se supone que hay que moldear la esponja y luego ponerle los ojos y demás accesorios. Éste se lo di a Azul, a quien no hay año en que no le regale algo de play doh, y así, hasta que me odie.
9. Un par de relojes que me enjaretaron en la chamba por allá de agosto. Los usé para complementar los regalos de mi mamá y de mi hermana.
10. Calcomanías ñoñas para Azul.
11. Pijama de princesa ñoña para Azul.
12. Muchos libros de Mafalda. Se los compré a Azul, y estuve tentada a robar un par. Imagino que me los prestará cuando vaya a su casa.
13. Más play doh de Bob Esponja y Patricio Estrella. También para Azul.
14. Compré este rompecabezas sin saber qué hacer con él. Es que me gustó. Ahora verá usted lo que pasó.
* Bocina intrusa en la fotografía. Sin embargo, su intrusión es pertinente, pues más adelante hablaré de ella y de su hermana gemela, refiriéndome a ambas como "mis bocinas de PoOOOoOddDDEeeEEeeeeRrrrrRR".

1. Azul hizo este grabado en plastilina. No se ve bien, pero tiene forma de árbol, y está decorado con esmero: lo atascó de diamantina, azúcar, lentejuelas y otros materiales brillantes. En una esquina dice "tía". Casi lloro de la emoción.
2. Mi papá me regaló mi propio DVD player, es maravilloso. Es marca Mitsui, multirregión, apto para todos los formatos que compro en el metro. Lo instalé en dos pasos, y ahora puedo ver películas (¡por fin!), acompañadas con mis bocinas de PoOOOoOddDDEeeEEeeeeRrrrrRR.
3. Jersey de Payton Manning que hizo llorar a mi hermana. Vestiré a un oso con él, me vestiré yo con él, lo enmarcaré, iré a buscar a Manning para que me lo autografíe... todo con tal de que mi hermana no llore más por su culpa.
4. Mi hermana me regaló las dos películas de Los piratas del Caribe. Anoche vi la primera en mi nuevo DVD; hoy me toca la segunda. Fui muy feliz. Oh, oh, captain Jack Sparrow.
5. Maletita multifuncional de cosméticos, que te incluye todo lo que es el labial, la sombra, el rubor, el delineador, y muchas cosas que tendré que aprender a usar. Creo que mi madre me vio muy fodonga. Lo amé.
6. Mi mamá me regaló calzones amarillos para el año nuevo, que para la abundancia.
7. Mi hermana me regaló calzones rojos para el año nuevo, que para el amor.
8. Pulserita rosa muy hermosa y ñoña que me regaló mi hermana.
9. Aquí paró el rompecabezas de Mickey... me lo regalé yo.
10. También me regalé un paquete de blocks amarillos, sólo que esta vez yo no los encontré; se los encargué a mis papás, y jamás se los pagué. Soy vil.

Regalo especial, mágico y misterioso de las navidades: Moi me regaló a la mosca Rebeca, a quien no le gusta cualquier strudel de manzana.

4 Comments:

Blogger Del nahual divino... said...

Yo también tengo un DVD Mitzu y salen Re-buenos, larga vida a ellos. Felices fiestas ^_^

23:09  
Anonymous Anónimo said...

Me encanta eso de los regalos, porque significa que alguien que te quiere invirtió tiempo en pensar qué sería indicado para ti, luego la lana que le metió al detalle, la envoltura, todo, todo, todo... Me encantan, y qué bueno que recibiste muchos muchos!
Lo mejor? Rebeca... hace bien en no gustarle cualquier tipo de strudel de manzana... =)

20:05  
Anonymous chole said...

Ya me metí a tu blog, qué bonito!!! Todos los regalitos ahí!!!!! Y el soundtrack es de lo más chido!!!! Eeeeehhhh!

20:44  
Blogger Fairest Creature said...

Sí, ¡son bien bonitos! Yo estoy bien soñada con el mío =) Feliz año, Pepe, gracias por visitar.

Oh, el strudel de manzanda es algo delicado, no para cualquier paladar. Y Rebeca es especialita con sus alimentos.

Chole, ¿tú en mi blog? Nunca me comentas y siempre me haces los comentarios en vivo y no aquí. Esto me huele a apócrifo, no sé por qué.
Pero te quiero.

14:31  

Publicar un comentario

<< Home