lunes, enero 29, 2007

Over forthcoming events III

By your side



By your side
CocoRosie
I'll always be by your side
even when you're down and out,
I'll always be by your side
even when you're down and out.

I just wanted to be your housewife,
all I wanted was to be your housewife.
I'll iron your clothes,
I'll shine your shoes,
I'll make your bed,
and cook your food,
I'll never cheat,
I'll be the best girl you'll ever meet.

And for a diamond ring
I'll do these kinds of things,
I'll scrub your floor,
never be a bore,
I'll tuck you in,
I do not snore,
I'd wear your black eyes,
bake you apple pies,
I don't ask why,
and I try not to crys.

I'll always be by your side
even when you're down and out,
I'll always be by your side
even when you're down and out.

And it's nearly midnight,
and all I want with my life
is to be a housewife,
is to be a housewife.
'Cause it's nearly midnight,
and all I want with my life
is to die a housewife
Is to die a housewife.

Lista añeja. Cuán añeja, no lo sé

Hace rato encontré esto en mi disco duro. Como posiblemente ya no pueda actualizar el blog con frecuencia, decidí pegarlo aquí. Está extraño, no recuerdo cuándo lo escribí. Me imagino que debe titularse:

Entre otras cosas...
  • Me gustan los chicles de plátano y de ungüento.
  • Odio la manzana, el jitomate, los ejotes y el huevo cocido.
  • Soy zurda.
  • Tengo miopía y astigmatismo.
  • Tengo muchas pecas y lunares.
  • Con frecuencia me encuentro lunares nuevos y, por lo general, no me gustan. Soy feliz con los que ya tengo. Ni uno más, gracias.
  • Asisto a terapia psicológica, y casi nunca quiero regresar; siempre regreso.
  • Fumo bastante.
  • No me gusta el pan.
  • Tengo un labrador negro, muy bonito, tiene resortes en las patas y come muchas frutas.
  • He tenido mascotas de muchos tipos: conejo, perico, pericos australianos, canarios, peces betta, tortugas... uhm, ni tantos tipos. Mi hermana y yo subíamos a las tortugas a una patineta de pilas. Creo que por eso se murieron.
  • Mis fantasías sexuales más elaboradas incluyen un columpio.
  • No tolero a la gente que carece de sentido del humor.
  • Soy desordenada.
  • Me gusta estar bien fachosa; odio disfrazarme para ir a trabajar.
  • Tomo fotos de tonterías y la gente se da cuenta de que soy tonta cuando las ve.
  • Me gusta tejer, pero nunca he terminado una sola pieza de tejido.
  • Me gusta PlayMobil. Quiero ser uno.
  • He hecho animalitos de fieltro. Mi sobrina dice que el rinoceronte que le hice es una rata vieja. Así de bonitos me salen los muñequitos.
  • Casi no tomo alcohol, a menos que sea cerveza. Uh, Barrilitos Corona.
  • Casi no veo televisión. Pero seguido la prendo y le pongo mute, de modo que me sirva de lámpara de noche.
  • Odio el calor, me pone de malas el calor. Le grito a la gente que está cerca si hace calor. Frío, por favor, frío.
  • Me salen chapitas pueblerinas con el frío.
  • Tengo un maravilloso sistema inmunológico: sólo me enfermo dos veces al año, cuando yo así lo elijo. Bueno, esto es un poco inexacto, pero más o menos funciona así.
  • El vino blanco y la menta me hacen estornudar: herencia materna.
  • De niña me comí un suéter de mi papá, pelusa a pelusa. Diablos, esto se está volviendo muy confesional.
  • También me comí un pato de peluche.
  • Tuve tres amigos imaginarios. Los atropelló el metro.
  • Hablo sola. Me hablo a mí, le hablo a las cosas, le hablo a los animales.
  • Abro la boca y le salen groserías.
  • Me gustaría llamarme Luisa.
  • Me gusta el origami. Sólo sé hacer tsurus.

domingo, enero 28, 2007

"He brought his mother fucker bitch to the mother fucker Waffle Hood!"

Conozco a una tipa que me recuerda a Mountain Girl de Ladykillers: "a sixty-year old with ponytails".
Me da tristeza. Poquita.

domingo, enero 21, 2007

¡¡¡Por fin!!! Estamos en el...

...SB XLI

viernes, enero 19, 2007

Están sucediendo cosas muy extrañas

Y, como aún no decido cómo me siento al respecto, ni me considero con la licencia de revelar todavía el contenido del informe hoy recibido, mejor he hecho esta entrada, cuya intención es mostrar al público lector estos monstruos. ¡Atención!

I shall show the world that I can be its master. I shall perfect my own race of people, a race of atomic supermen, that will conquer the world!
Ricardo Mauricio, aka Richie Terror.

Orco.


Cirilo.


Shrek.


Evil-Eye, aka Mal de Ojo.

jueves, enero 18, 2007

Intermitente mal humor crónico degenerativo

Fin de semana Toluca-Metepec-La Concha-Metepec-Toluca: todo es felicidad, todo está en su sitio. Camino por las calles no demasiado transitadas, me siento feliz; como con hambre, cada alimento tiene su propio sabor, la cerveza es magnífica para la sed; tardo un poco en calentarme, pero duermo profundamente. Todo hace lo que debe hacer: los perros ladran, los campos tienen surcos, el pan está hecho con harina.
De regreso en la Ciudad: gente saliendo de las coladeras, metiéndose por las ventanas; calor, calor, calor; comida de sabor homogéneo; impuntualidad inevitable; insomnio, doscientas vueltas en la cama, contando borregos, haciendo cuentas numéricas regresivas, apretando los ojos con la esperanza de que se queden soldados por una noche entera.
De vuelta a mi trabajo: desorden, pilas de periódicos por cada esquina, todo fuera de su sitio, mugre, polvo, amontonadero.
Listo, estoy de mal humor. De regreso en casa. Home, sweet home.

domingo, enero 14, 2007

El blog estrena una bonita sección: la frase de la semana

Y estrena la sección con dos muestras de lo que con irregularidad encontrará usted en este espacio:

1.
"De repente Manning la roethlisberguea"
Mi papá con resentido corazón de acero,
vía mensajito telefónico.


2.
"Con tristeza recordamos, citando a Francisco de Góngora, que para que haya muerte hay vida, que la muerte es como los ríos que van a dar a la mar"
Esquela de un rebaño de diputados panistas de la LVI legislatura,
muy conmovidos ante la muerte de la Pretelini.
Véalo aquí.

sábado, enero 13, 2007

Están todos invitados a la boda

Vinatieri-Solano

jueves, enero 11, 2007

Todo cambiará

¿Y si no cambia?

sábado, enero 06, 2007

Queridos Reyes Magos

***
Ayer, en este espacio, escribí mi linda carta a los Reyes Magos. Estaba triste, extrañaba a mi familia. Aún la extraño, la extraño a cada rato. Nuestras actividades cotidianas nos tienen a todos regados en diferentes sitios y horarios.
Este año falté al siete de mayo, al diez de mayo, al veintiuno de mayo, al veinticuatro de mayo, al siete de agosto, al dos de septiembre, al veintisiete de noviembre, hasta al quince de diciembre, todos fueron laborales. Estuve el veinticuatro de diciembre, pero no el veinticinco. Falté al treinta y uno de diciembre y al uno de enero.
Trato de no hacer demasiado drama, y de no sólo conformarme, sino contentarme y divertirme con lo que sí tengo, y con las personas a las que sí veo.
Desde los últimos días de mayo me tortura la idea de ser olvidada. Y mi familia no ha escatimado en demostrarme que sí importo, que nadie me olvida, que mi lugar está en casa, aunque yo no esté. Como nunca, han hecho travesías fugaces a su aborrecido Distrito Federal, sólo por verme. Han venido a desayunar, a recogerme para llevarme a casa... el cumpleaños de Azul se festejó acá, y yo pude estar.
Ayer, Día de Reyes, me dio tristeza no poder estar allá. Ésta es la primera parte de un mail que les envié a los tres por la tarde:
Pues, ¿qué creen? Hoy es cinco de enero, y yo estoy sumida en la depresión, pues es mi primer Día de Reyes fuera de casa. Eso me entristece. Cuando salí a comer, sola, me senté en una banca, y pasaron volando varios globos con sus cartas en el extremo del cordel. Bua, quisiera estar allá. Mañana sería el día en que ustedes me avientan temprano en casa de Azul y Chole, donde puedo jugar con los juguetes de mi sobrina y los de mi hermana y los míos. Haría mucho café en la cafetera de Chole y me comería sus barritas, y le cambiaría al canal de la tele, para disgusto de ambas habitantes. En la noche llegarían ustedes, pás, con la rosca y el chocolate. Azul se pondría loca, y todos nos iríamos corriendo. Es la tradición. Pero ahora yo no vengo incluida en las tradiciones, y eso me pone muy triste. Sólo espero que pongan mi zapato abajo del árbol de Navidad, o que los Reyes encuentren su camino hasta casa de mi abuelita.
Ya sé, es de lo más cursi. Pero si bien ya soy cursi por naturaleza, cuando me deprimo me pongo peor, y cuando me deprimo en Día de Reyes me pongo peor todavía. Soy un asco.

But... "there's always something"
Llegué muy tarde a casa anoche. Diez minutos antes de la una de la mañana, me parece. Quién sabe por qué se me hizo tan tarde. Desperté a mi abuela sin querer, porque la boca me venía hablando mucho. Ella ya estaba dormida. Se levantó a esa hora para que paseáramos por el centro de Azcapotzalco. Nos tardamos una hora y media en caminar una cuadra: de Lerdo de Tejada a la Casa de la Cultura, sobre avenida Azcapotzalco.
Nunca había experimentado la adrenalina de la madrugada del seis de enero. La gente regatea, grita, se desespera, se arrebata los juguetes con otros Reyes Magos impuntuales. Espectáculo muy divertido para los que sólo vamos de mirones. De paso, mi abuelita me compró unos calcetines, que más tarde pondría sobre mis zapatos, que habían sido abandonados a medio camino, tras la jornada laboral. Por allá de las dos de la mañana, abuelita y yo caminábamos y comíamos banderillas y café.
Me arrepentí de no llevar la cámara, pues hice un gran hallazgo digno de fotografiarse: encontré una maravillosa playera color rojo. El estampado era un Submarino Amarillo. Abajo decía "Ringo Tovar", y arriba tenía el Ringo de Yellow Submarine, pero con una cabeza desaliñada y lentes oscuros. Oh, una belleza, la compraré si vuelve a cruzarse en mi camino.

Una úlima cosa: los Reyes Magos no me trajeron la lámpara de muones que pedí para este año. Creí que me había portado lo suficientemente bien. ¿Cómo haré ahora mis investigaciones sobre pirámides, sin tener que cortarlas transversalmente?

viernes, enero 05, 2007

Ya arreglé el blog...

...aunque no logré que los comentarios que mágicamente se convirtieron en anónimos recuperaran sus respectivos remitentes. Pero recuerdo bien quién me escribió cada cosa.

jueves, enero 04, 2007

Arruiné el blog

Básicamente, eso es lo que pasó. Cambié al nuevo blogger. Y ahora no tengo puerco, ni canciones, ni link a Liniers. Ya hasta recibí amenazas de no ser leída nunca más en este espacio. A ver qué logro arreglarle mañana. Estúpido nuevo blogger.

lunes, enero 01, 2007

Desperté al año dos mil siete con esta canción tocándose por sí sola en mi cabeza

Telling stories
(Tracy Chapman)

There is fiction in the space between
the lines on your page of memories,
write it down but it doesn't mean
you're not just telling stories.

There is fiction in the space between
you and reality,
you will do and say anything
to make your everyday life
seem less mundane.
There is fiction in the space between
you and me.

There's a science fiction in the space between
you and me,
a fabrication of a grand scheme
where I am a scary monster.

I eat the city and as I leave the scene
in my spaceship I am laughing.
In your remembrance of your bad dream
there's no one but you standing.

Leave the pity and the blame
for the ones who do not speak,
you write the words to get respect and compassion
and for posterity,
you write the words and make believe
there is truth in the space between.

There is fiction in the space between
you and everybody,
give us all what we need,
give us one more sad sordid story.
But in the fiction of the space between
sometimes a lie is the best thing,
sometimes a lie is the best thing.