viernes, enero 05, 2007

Ya arreglé el blog...

...aunque no logré que los comentarios que mágicamente se convirtieron en anónimos recuperaran sus respectivos remitentes. Pero recuerdo bien quién me escribió cada cosa.