sábado, julio 28, 2007

Being for the benefit of Mr. Kite (IV)

En estos días, mis papás se fueron a volar en globo, mi hermana estuvo volando en Saeta de Fuego. Yo me quedé en casa, quejándome de mis traumas y de mi soledad, de mi trabajo y de mi falta de vacaciones. Pero luego llegó el jueves. El elemento improvisación fue el más importante. Sólo debimos encontrar el cáñamo de colorcitos, la azotea adecuada, un papalote con impresión de arañas y una rafaguita que nos ayudara. Y nos ayudó: nuestro papalote alcanzó la altura suficiente para que en la foto se vea sólo como un puntito negro; la cuerda con trabajos se adivina. Hasta espantamos a la nube negra que quería aguarnos la fiesta.
Ya no necesito nada.

Recuerde usted todo el sufrimiento previo a este momento de gloria:
Being for the benefit of Mr. Kite (I)
Being for the benefit of Mr. Kite (II)

Being for the benefit of Mr. Kite (III)

De regreso, con el cañamito hecho bolas.

Después de estar volando por horas, yo estaba cansada, harta, quería dormir.

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger Luciano said...

Felicitaciones, es una belleza :)

18:49  
Blogger Fairest Creature said...

Me hubiera gustado hacerlo yo misma, y así le pego más arañas y murciélagos y un limón, pero bueno, tuvimos que conseguir uno ya hecho.

Me gusto volarlo de cualquier modo; gran experiencia.

Gracias, Luciano, por la visita.

23:40  

Publicar un comentario

<< Home