viernes, agosto 31, 2007

No, no, you're not the one for me. Wohoo!

Historia de un paraguas

Mi paraguas no es mío, es prestado. Es bellísimo: por fuera es azul marino, y su interior está forrado por una tela plateada. Lo adorna el dibujo de un delfín. La semana pasada fue una adición magnífica a una imagen digna de fotografía y que no pude fotografiar. Por allá de las 16:30 horas llovía con abundancia. El patio central del edificio en el que trabajo es amplio y limpio y bonito, y todos los oficinistas patéticos, tristes y grisáceos elegimos ese espacio para escurrir nuestros paraguas. La pirámide de vidrio, que funge como tragaluz gigante, comenzó, un rato después, a filtrar los rayos del sol tras la lluvia. Los paraguas -unos cuarenta, fácilmente, y de distintos colores- se veían bellísimos, secándose en ese espacio, todos con sus alitas abiertas. Es una pena tener que describir una fotografía que nadie tomó.
Pues bien, tengo un amigo. Él entiende casi todo y escucha casi todos mis dramas. A la mitad de uno de los peores que sufrí en algún momento del paso del pequeño Dean por el DF, mi amigo se ofreció a llevarme a mi casa. Habló conmigo, lo que le agradeceré eternamente. En cuanto se me desenmarañaron algunas de las marañas mentales, salió el sol a medianoche, y el mundo -cargado de nubes negras y lluvia y fuego- se aclaró un poco. Opino que esa es la razón por la que olvidé mi paraguas en el interior de su auto. Después de eso, mi falacia patética con forma de paraguas huyó: la novia (o similar) de mi amigo olvidó su celular en el mismo auto. Mi amigo, confundido por una serie de descubrimientos hechos a partir de ese segundo olvido, le devolvió celular y paraguas. Ella no reconoció el paraguas y, a su vez, se lo devolvió a alguien más, un amigo de la chica en cuestión o semejante.
Por alguna razón extraña, y pese a que el pequeño Dean se fue, hoy voltée y vi que "el sol había desaparecido antes de llegar al mar, en el que se hundía todas las tardes. Una nube de tormenta que avanzaba desde el oeste, amenazadora e inconmovible, se lo había tragado. Ya hervían sus bordes con espuma blanca, y su panza humeante tenía reflejos amarillos. El nubarrón gruñía y soltaba hilos de fuego de vez en cuando. [...] volaban remolinos de polvo que huían del viento, levantando de repente. [...] Seguía oscureciendo. El nubarrón había cubierto medio cielo. [...] Unas nubes blancas, hirvientes, volaban delante de la nube grande, impregnada de agua negra y de fuego. Algo brilló y sonó sobre el monte".
Mi paraguas está perdido, y no sabe cómo llegar a casa. ¿Alguien puede ayudarme a encontrarlo en medio de la tormenta?

Etiquetas:

sábado, agosto 18, 2007

El relato dominical que todos estaban esperando

Fue un gran día. Desperté temprano y, como ayer no aproveché suficientemente el tiempo disponible, tuve que ponerme al corriente del primer tomo de Death note. No pude acabarlo antes de ir a ver a mi mamá. Llegué a tiempo. Cuando por fin nos encontramos, caminamos algunas calles hacia el restaurante. Comimos bastante y muy rico: ensalada césar, sopa de cebolla, un corte de carne bastante jugoso con una salsa de algún ingrediente activo que he olvidado ya. El postre, después de esas delicias, fue una vergüenza. Tomamos cerveza, dedicamos el tiempo necesario a hablar de los brazos de Nadal, echamos chisme, le confesé a mi mamá mi responsabilidad sobre todas las cosas que en la actualidad me están pasando, me aconsejó. Le di las libretas que le fabriqué con mis manitas, también le regalé un barniz. Fuimos al museo. Subimos escaleras, bajamos escaleras y subimos escaleras otra vez. Me insistió en que comprara unas postales; ahora sé que hizo bien en insistirme, pues de otro modo no las tendría y estaría pensando en ellas. Caminamos, cargamos como diez kilos de pedacería de vidrio (ahora me duele mi cuerpito), intentamos tomarnos fotografías. Luego se fue, y yo sentí algo como un hoyo en el estómago.
Tomé café, tomé más café. El mensaje de Rocío no llegó sino hasta que estuve en casa y no tuve ganas más que de negarme a ir a un tal toquín de un tal Jesús. No sabía que todavía se usaba el término toquín. Mientras, acabé el tomo de Death note, el cual me predispuso a caer en las redes de la prensa sensacionalista. Me gané las burlas del Aldo y de la Chole. Ella, por cierto, me envió una fotografía maravillosa: será la imagen de Popota en mi collage o en lo que sea eso que estoy haciendo. Aún me faltan muchas fotos, pero es tan difícil conseguirlas todas. Le tomé fotos a unos M&M's de cacahuate. Me pinté las uñas. Volví a ver Babel, otra vez no me gustó, es un telenovelón sufriente. Para sacudirme el mal espíritu, estoy viendo por milésima ocasión mi película favorita (it's tedious, I know). Merezco una felicitación, pues no la había puesto como en seis meses.
Ni he de acabarla, pues me están esperando Light y Ryuk.

Etiquetas:

jueves, agosto 16, 2007

El drama de ayer salió de toda proporción, era inasible, inconmensurable, no tuvo parangón

...Pero de inmediato comenzaron a moverse las fuerzas cósmicas a mi favor: mi papá, que es don Ocupación, me mandó un mensaje a medianoche; mi mamá, de inmediato, me habló por teléfono, escuchó todo mi drama, y me hizo reír; mi hermana, hasta las dos de la mañana, posponiendo la preparación de sus clases de hoy, estuvo conmigo en el messenger. Aldo, media hora antes de que yo entrara a trabajar, llegó corriendo a comer conmigo y a sacarme la risa a como diera lugar. Un amigo del trabajo me regaló un avioncito armable que acababa de diseñar; Stevie me prestó los primeros cuatro tomos de Death note, y me dio instrucciones para leerlo. Un taxista me ofreció una gomita. Hasta un chico al que no conozco, pero que lee mi blog, me mandó un mail diciéndome que él sí que imaginaba y comprendía mi tristeza. Rocío, siempre muy correcta, me mandó dos abrazos "fortísimos".
Todo esto sucedió a raíz de que yo me declaré en estado de emergencia. ¿Qué crees, lector? No estoy sola.
Dedicaré mi sábado, que es hoy, a ponerme al corriente de Lost. Veré, si puedo, alguna película (ya sé cuál, en realidad, pero me avergüenza confesarlo), y leeré Death note. Tengo que aprovechar el tiempo, porque mañana recibo una visita muy, pero muy importante, que requiere de toda mi atención. Desde las altas, hostiles, álgidas tierras toluqueñas viene... MI MAMÁ a darme un abrazo (shhh, nadie debe saberlo, lector: en tu discreción confío). Se va a sorprender al ver que ya di el estirón. Bueno, no. Pero la tengo prevenida en un ensueño de esmerarme en toda suerte de complacencias y finezas; mi espítitu estará atento a complacerla, a no contrariarla y mucho menos a contradecirla. Y de ahí Efrén sigue diciendo muchas cosas, pero eso es todo lo que aplica en la paráfrasis. Eso sí, le daré su libreta, que me quedó maravillosa.

Etiquetas:

miércoles, agosto 15, 2007

La respuesta

Nadie puede siquiera imaginar lo triste que me siento.

Etiquetas:

'Ese barrio bravo llamado internet' *

Salgo aquí. Salgo acá. Todo esto es preámbulo para enseñar esto otro, que es muy rarito. ¿Cuándo diablos escribí eso? De lo demás sí me acuerdo.
Alguien tuvo la amabilidad, además, de redactar mi resumen curricular; aquí se muestra:

¿Estoy perdiendo la memoria? ¿Me estará comiendo el alzheimer? ¿Mi cerebro se alimenta de sí mismo?

________________________________
* Ja, el título de este post lo robé de un encabezado de El Norte. Leerlo fue el mejor momento de mi jornada laboral; tenía que usarlo para algo.

Etiquetas:

lunes, agosto 13, 2007

Haré un post sobre absolutamente nada: no será sobre mí ni sobre otra gente, no será de amor ni de juventud, ni de nada más...

...sino que fue trovado durmiendo / sobre un caballo.

Las situaciones que no están bajo mi control me causan mucha angustia. Me desespera que las cosas dependan de que pase el tiempo, de que llegue mañana o la próxima semana. Me causa mucha inseguridad saber que estoy bajo el escrutinio de un grupo de desconocidos, que tienen que decidir sobre mi destino a corto plazo. Dejo, entonces, el lado de la razón, tan siempre inestable en mi caso: me abandono a la súplica cósmica, a extraños rituales, a la lectura de mi horóscopo en Top Magazine, a la distracción barata.
Por cierto, querido lector, ¿ya votó usted por el nombre del bebé de Cristian Castro? Yo ya: en la primera opción voté por Wailo, aunque me quedé con las ganas de votar por Roca; en la segunda, por Tlauac, aunque Gallaguer no sonaba nada mal. Pase usted a emitir su voto, ahí, en la barra lateral derecha.

Valor agregado:
Sólo la Real Academia Española acepta que canelón es un dulcecito, compadre de la colación y el confite, con un pedazo de canela por dentro y una cubierta dura y fea. Bueno, no lo acepta exactamente así, pero los demás diccionarios del mundo rechazan esta acepción.

Etiquetas: , ,

domingo, agosto 12, 2007

Recapitulando, insistiendo, conservando las esperanzas a como dé lugar

Etiquetas:

viernes, agosto 10, 2007

Harry pirata

Este perro raro se llama Hermione. Yo me niego a que se llame así, pobrecito. Voto por Manchamantel.

Etiquetas:

jueves, agosto 09, 2007

Racha

¿Qué cantidad de eventos positivos de un mismo tipo o con cierta relación entre ellos deben darse para que uno pueda declarar que existe una buena racha? ¿Si ayer pasó algo bueno puedo declararme oficialmente en medio de una buena racha y esperar que pase algo bueno hoy?, ¿o más bien debo esperar a que, después de que pasó algo bueno ayer y pase algo bueno hoy, mañana y pasado, pase algo bueno la próxima semana porque quizás estoy en medio de una buena racha? ¿Las buenas rachas son transferibles? ¿Puedo esperar que me pase algo bueno hoy porque a alguien cercano le pasó algo bueno ayer? ¿Cómo puedo saber si mis eventos son el inicio de una buena racha o la tenue continuación -imperceptible, quizás- de una iniciada por los eventos de alguien más? Pregunto, con todo esto, si las rachas tienen ciertas constantes, o si existe alguna aplicación del método científico al fenómeno de las buenas rachas que yo pueda consultar, pues hay eventos positivos a mi alrededor, y me urge treparme a la buena racha que veo comenzar en mi mundo.
Ayer, contra siete candidatos de gran trayectoria, fortaleza, galanura y fineza, mi papá ganó una votación importante, con lo que se hizo acreedor del título de vicepresidente de su área de especialización. Tuvo varias pasarelas: vestido de noche, traje típico, exhibición de esgrima, y esas cosas. La gente votó telefónonicamente a un 01900, y, finalmente, salió con su coronita y todo.
¿Hay alguien que pueda asegurarme que eso significa que la familia Solano se encuentra actualmente en una buena racha?, ¿significa, acaso, que los astros están alineados a favor de mi familia? ¿Puedo estar absolutamente segura de que, si yo me enfrento a siete candidatos de gran trayectoria, fortaleza, galanura y fineza, puedo salir triunfadora? ¿Conquistaré el mundo?

Say yes!

Etiquetas:

lunes, agosto 06, 2007

Estampa de herida con cauterización

En clase de encuadernación, una compañera -la que trabaja en la Martí- se tiró una balastra en el pie. Todos se escandalizaron, pero ella se rió. Debió haber notado que el sino le advertía sobre desventuras a corto plazo; debió salir corriendo en ese mismo instante, pero se quedó. Media hora más tarde se escucharon los ruidos propios del accidente, el drama y el sufrimiento. Volteamos: mi compañerita -la misma de la Martí- tenía un punzón atravesado de la palma al dorso de una de sus manos. Impulsiva, se arrancó el punzón, haciendo el doble de daño a su mano a la salida de la herramienta. Me da la impresión de que, con la velocidad de la herida, el fierro se puso al rojo y cauterizó la piel en ambos sentidos. Y me da esa impresión porque nunca se vieron los chorros de sangre a la Kill Bill que todos estábamos previendo. La mano tenía un hoyo a cada lado. Pronto se empezó a hinchar como las tortillas buenas cuando se calientan al comal. La mujer en cuestión salió corriendo a la sala de emergencias, sólo para hablar después y anunciar que se había atravesado un nervio, y yo quedé altamente impresionada, como el hecho de haber redactado esto claramente demuestra.
Pero luego, en la tarde, la Souris me contó muchas historias en las que figuraron personajes como el Manatí, el del hachazo en la cara, el Dulce de Leche, el Hombre Verdadero, el del rostro leporino, y así muchos. Y ya con eso todo se me olvidó.

Etiquetas:

domingo, agosto 05, 2007

Me cae que mi baguette de carnes frías no contenía sino carnes tibias o, al menos, de frialdad dudosa

Me va a pasar como al surcoreano que se fue a China, comió un sándwich, y luego murió.

Etiquetas:

sábado, agosto 04, 2007

Me voy a trabajar. Pero antes, un recuento del fin de semana

Sólo faltó mi hermana, quien se fugó a Morelia, Capital Mundial del Desencuentro. Pero fui al súper con mi mamá, y se nos hizo tarde en cada empresa que emprendimos. Me abandonó en la casa donde se cocía el cerdo, y pude jugar con el cuasiperro. Mi mamá me hizo de comer a mi capricho. En la tarde fui al cine con mi sobrina y con mi mamá: no esperaba nada de la película, y terminó haciéndome reír bastante, aunque todo parece indicar que nos vieron la cara en la dulcería y nos quedaron a deber el chocolate. Saliendo del cine, bebí el mejor capuchino del mundo. Bueno, la mejor mitad de capuchino del mundo; la otra mitad me la tiré encima.
Mi papá me esperaba en casa con un grandioso hallazgo discográfico. Vimos el video completo y quemé los discos de audio. Jugué con Harry y con Dolly. Después de más de dos meses sin ver televisión en absoluto, me tiré a ver ER y CSI-NY.
En la mañana, Azul me despertó tapándome la nariz y jalándome el pelo. Mis lentes hicieron un salto de longitud asombroso. Mi papá y yo quedamos abandonados a nuestra suerte, y le preparé un sándwich con sobredosis de queso, justo como me gusta, justo como no le gusta. Vi fotos increíbles, recibí regalos muy lindos, robé telas de muchos colores, pegué estampas, comí dulces queretanos. También le entregué a mi papá la libreta que me había encargado (lona impresa en azul y blanco, amate, papel reciclado, lomo redondo, forma francesa). Tomé dos pedidos más... tengo muchas libretas por hacer.
Extrañé a mi hermana, extrañé mi cámara, y no hubiera regresado si no fuera porque tengo que ir a trabajar hoy.

Hay nuevo soundtrack, de un sitio apenas descubierto. A oírlo. Aquí está la letra... ¡es buenísimo!

Dirty world
(The Traveling Wilburys)

He love your sexy body, he loves your dirty mind
He loves when you hold him, grab him from behind
Oh baby, you're such a pretty thing
I can't wait to introduce you to the other members of my gang

You don't need no wax job, you're smooth enough for me
If you need you oil changed I'll do it for you free
Oh baby, the pleasure would be all mine
If you let me drive your pickup truck and park it where the sun don't shine
Every time he touches you his ass stands up on end
His legs begin to quiver and his mind begins to bend
Oh baby, you're such a tasty treat
But I'm under doctor's orders, I'm afraid to overeat

He love your sense of humor, your disposition too
There's absolutely nothing that he don't love about you
Oh baby, I'm on my hands and knees
Life would be so simple if I only had you to please

Oh baby, turn around and say goodbye
You go to the airport now and I'm going home to cry

He loves your... Electric dumplings
He loves your... Red bell peppers
He loves your... Fuel injection
He loves your... Service charge
He loves your... Five-speed gearbox
He loves your... Long endurance
He loves your... Quest for junk food
He loves your... Big refrigerator
He loves your... Trembling Wilbury
He loves your... Marble earrings
He loves your... Porky curtains
He loves your... Power steering
He loves your... Bottled water
He loves your... Parts and services

Dirty world, a dirty world, it's a ...ing dirty world!

Etiquetas:

viernes, agosto 03, 2007

San Luis Potosí es un país lejano

espacial y temporalmente.

Etiquetas: