jueves, septiembre 20, 2007

El diario del destino

¿Alguien se acuerda de esa serie de porquería? Yo la habré visto una o dos veces en mi vida, pero recuerdo que hablaba de este hombrecillo común que, por azares extraños, recibía todos los días, a la puerta de su casa, el diario del día siguiente, y no el del corriente. El fulano, entonces, tenía la oportunidad de intervenir sobre el destino infausto de los protagonistas del diario de mañana. Les salvaba la vida, y sucedían otras cosas bonitas por el estilo. Me imagino que, a veces, y para variarle el formato al programa, el personaje fracasaba rotundamente, pero no puedo afirmar que esto, en efecto, haya sucedido alguna vez.
Yo trabajo en un periódico: sobre mi escritorio están siempre los retazos de las noticias de mañana, puras revelaciones. Por alguna razón que desconozco, todo lo que ahí leo ya viene en pasado, y nunca puedo hacer una sola variación sobre mi destino ni sobre el de otros. Es una pena.
La jornada de este diecinueve de septiembre se acabó, y todo el día viví, en el trabajo, poniéndoles sendas palomitas en tinta roja a las páginas con fecha correcta: veinte de septiembre de dos mil siete. Y ahora todo cobra sentido, hasta las series más olvidables de las cadenas gringas de televisión.
Veinte de septiembre de dos mil siete suena a destino, suena a que puedo cambiarlo todo, para bien o para mal.

Etiquetas:

3 Comments:

Blogger Aldo Iván Espinosa said...

No recuerdo la última vez que vi mi futuro. Quizá porque le aventaba cocacolas vacías a las pickups, y entonces lo bloqueé.

19:49  
Blogger Fairest Creature said...

Es una suerte que no hay que esperar a que se cristalice el futuro para salir a corretear al destino. =)

02:09  
Anonymous Anónimo said...

Edición Anterior fue propuesta en 1997 para dos premios Emmy. También fue ganadora de un Saturn Award, concedido por la Academy of Science Fiction, Fantasy & Horror Films, al Mejor Actor Televisivo del Género para Kyle Chandler; y de un Young Artist Award por la Mejor Interpretación en una Serie Dramática para un Actor Menor de 10 años para Myles Jeffrey.

La serie no es ninguna porqueria, Porqueria ha de ser lo que tienes en el cerebro.

19:45  

Publicar un comentario

<< Home