miércoles, septiembre 12, 2007

Este blog y esta blogger se declaran en estado de emergencia

Es oficial: se acabó el six-pack de yogurt de fresa con trozos de auténtica fruta. Ya escarbé el refrigerador: nada. Y como ayer me fui a hacer muchas compras urgentes, me he quedado con sesenta centavos para terminar la quincena. De aquí al viernes será una larga temporada (si es que el viernes toca pago, pero el drama de los sesenta centavos podría extenderse hasta el lunes), y padeceré la sequía de yogurt de fresa con trozos de auténtica fruta. Sufro los embates de la adicción a los productos lácteos, y estoy hecha un manojo de ansiedades.
Por otra parte, es menester confesar que he estado terriblemente distraída, por lo que lo primero que empieza a pudrirse siempre es el blog. Desde la memorable noche ahora oficialmente llamada -para siempre jamás- Noche de la Grabadora Gris, mi capacidad craneoencefálica se ha visto tan reducida como mi voz, que aún no está del todo de regreso, al igual que mis siempre pobres habilidades psicomotrices. En resumen, soy una calamidad, y mi reloj biológico está más torcido que nunca. Me imagino que alguna noche de esta semana deberé irme a dormir antes de las cinco de la mañana, pero nadie puede predecirlo.
Se me están juntando las actividades que vienen etiquetadas como urgentes: la lectura y la corrección de un cuento que con muchos trabajos logré imprimir ayer en las impresoras mutantes del trabajo; el envío de mis curricula vitorum a distintos puntos de la ciudad, en los que los poderes que he adquirido sirvan para algo y sean lo suficientemente lucrativos como para llegar al fin de la quincena con una fortuna mayor a los sesenta centavos; la redacción de obituarios de las grandes personalidades de las esferas política, deportiva, cultural y de espectáculos, que siguen cayendo como moscas; también tengo pendientes un taladro, un estado de cuenta, un corte de pelo y una alberca; por si fuera poco, ayer me avisaron de la aparición del séptimo tomo de Death note... y yo con sesenta centavos en la bolsa.
¿Cree usted, lector, que me estoy quejando? No, en absoluto. Podría empezar a deprimirme por convertir Acapulco en la sucursal tropical de la Capital Mundial del Desencuentro, pero no tiene caso. Tarde que temprano, 2007 me brindará unas vacaciones, y las haré rendir en kilómetros de caminata, aunque todavía no puedo ni planear qué sudecerá cuando suceda (le he encontrado un gusto increíble a las perífrasis con repetición de verbos). Entonces no, no me estoy quejando. Por el contrario, estoy contenta -feliz ya sería decir mucho- con el curso que han tomado los últimos días: tengo una montañita que he estado haciendo de esperanzas y coincidencias. Y tengo un ramo de manzanilla, un atún con independencia mental, un altar a un dios pagano que Pessoa aplaudiría, unos perros Felipes, unos gatos pegados al techo, un pedazo de queso dambo que me ayudará a sobrevivir a la crisis de lácteos, una marca con plumón indeleble en el calendario.

Etiquetas:

3 Comments:

Anonymous luis said...

si, nos gusta mas verte sufriendo

22:15  
Blogger Fairest Creature said...

Estimado lector cuasianónimo:
No se amilane usted. Sírvase a explorar partes olvidadas del blog, seguro encontrará posts bien sufrientes, de esos que expresan lo terrible de mi destino trágico.
Por otro lado, en el futuro, seguro escribiré más quejas impresas de dramatismo y -oh- llanto desmedido, gritos, sangre por doquier.

No se desespere, aquí estamos pa servir al cliente.

14:21  
Anonymous joel said...

Everybody'S Gotta Learn Sometime

Change your heart
Look around you
Change your heart
It will astound you
I need your lovin'
Like the sunshine

Everybody's gotta learn sometime
Everybody's gotta learn sometime
Everybody's gotta learn sometime

Change your heart
Look around you
Change your heart
Will astound you
I need your lovin'
Like the sunshine

Everybody's gotta learn sometime
Everybody's gotta learn sometime
Everybody's gotta learn sometime

I need your lovin'
Like the sunshine

Everybody's gotta learn sometime
Everybody's gotta learn sometime

14:57  

Publicar un comentario

<< Home