miércoles, septiembre 26, 2007

Tarantata

Ayer fue uno de esos días larguísimos, buenísimos y llenos de actividades diversas. La misma emoción que me despertó muy temprano por la mañana no me dejó dormir toda la noche, y pasé muchas horas en vela escuchando tarantella. Hoy me siento liberada de muchas situaciones que estaban haciéndome un daño terrible; ha salido de mi cuerpo todo el veneno de la tarántula: estoy curada. A estas horas, en este siglo, Nora ha logrado atravesar el umbral, no cabe duda. Y yo muero por saber lo hay detrás de la puerta, muero por descubrir el universo.

Más sobre tarantellas y tarantatas aquí.

Etiquetas:

3 Comments:

Blogger Mario said...

Vine con la promesa de un nuevo post.
Me voy con la realidad de no haberlo encontrado.

22:08  
Anonymous chico austral said...

Amor!! ahora entiendo realmente lo que quisiste decir en este post... ahora realmente puedo entender de que existen los prodigios...
Y muero por ser quién te aguarde cuando cruces el umbral y muero por que el universo que descubras sea el mio...

00:54  
Blogger Fairest Creature said...

Me tardé, Mario, pero ahí está tu post. Y, como el cerebro se me secó, lo más que atiné fue a ponerle un chingo de fotos. Ya no me odies
=)

Sos vos, austral, ¡DEFINITIVAMENTE!

15:06  

Publicar un comentario

<< Home