jueves, octubre 11, 2007

Estado de ánimo: sin título

Últimamente siento que a mi capacidad de pensamiento le falta algo; quizás debo dormir más, comer más y distraerme menos. Tengo varias lecturas pendientes, y también debo ponerme a escribir varios correos electrónicos que adeudo. Estoy esperando una llamada de mi mejor amiga y, ojalá, futura jefa, ama y señora... espero no decepcionarla, que no nos decepcionemos.
Me encuentro pesimista y triste: odio la lejanía, la falta de dinero, mi falta de independencia mental, mi poca creatividad; odio que el tiempo, cuando tiene que librar grandes distancias, se alargue tanto: tengo días de cuatrocientos kilómetros. Las palabras "a finales de octubre" me suenan increíbles, rarísimas, lejanas, imposibles. Hay días, como hoy, en que despierto muy triste, tras haber perdido todas las batallas durante el sueño.
Pero siempre hay algo bueno, o relativamente bueno, o medio bueno, o más bien normal, quizás hasta medio pinche: acabo de darle las seis libretitas que hice en estos días a mi distribuidora de confianza. Seguramente se venderán todas hoy mismo y, a cambio de un montón de trabajo, tendré una poca de lana para la alcancía.
A continuación muestro, oh lector, las libretas sobre las que estaba trabajando y por las cuales abandoné a Vuesarced durante algunos días en este espacio.
Sepa usted que la aparición de la foto
en esta entrada es producto de la coacción...
lo mismo pasó con el (sin) título.

Etiquetas: