sábado, febrero 02, 2008

Pues sí soy una triste subordinada, sí nací para maceta, sí soy un épsilon y la perpetua empleada de la Parisina

Pero no importa, porque ¡qué buena estrella tengo!
No me querían pagar, y ya me pagaron. Ya alcanzó para la renta y para muchas cosas que quería desde hace tiempo, de modo que anoche me tiré a la compra compulsiva de objetos inútiles. Mi recibo de luz, por alguna retorcida razón, llegó por treinta y seis pesos, asunto que alegró a mi espíritu atribulado. No sé cuánto tiempo durará esta situación feliz, pero espero que sea lo suficientemente larga para conseguir mi estabilidad y mi refrigerador. Sobreviví a la semana sin mayor sufrimiento aparte del secuestro de María Eugenia por parte de Daniel, y dos asignaturas un tanto extrañas: debo terminar un libro para el viernes e ir a ver a un autor para decirle que, si quiere que corrija su libro, primero tiene que escribirlo.
Mientras todo pasa, disfruto mi buena estrella y de las buenas noticias. Es sábado y estoy sola desde muy temprano en la mañana; no importa. No importa porque aproveché para adelantar un buen tramo a mis lecturas y para fantasear sobre la pasta que le pondré a un par de cuadernitos que ya llevé a refinar con don Encuader. Pondré la agenda al día. Al rato va a llegar Patrice, e iremos a comer sushi, aunque no sé si haya una opción vegetariana, como rollo de soya o de gluten. También es sábado de helado artesanal de queso y mamey.
Mañana iré a Toluca a ver el Superbowl con paella y chelas, o eso prometen los anfitriones. Yo me inclino por apoyar la sangre Manning, aunque creo que ganarán los Patriotas. Pese a mi resentimiento, acepto que juegan maravillosamente. No me queda más que esperar que sea un buen partido, y que Manning -el mío- no envejezca tanto como para no volver a verlo con su Lombardi.

Anuncios y recordatorios:
1. El lunes es cumpleaños de Patricio, por lo que aconsejo que aprovechen el fin de semana para pensar qué van a regalarle.
2. No olviden comprar su cachito de la lotería a partir de la próxima semana; recuerden que Omar, compañerito mío y diseñador de toda nuestra confianza, lo hizo con sus propias manitas. Y, aunque no lo quiera aceptar, está todo entusiasmado de ver su diseño siendo vendido por miles en las calles de la ciudad.
3. El aguacate está muy caro.
4. Éste de aquí es Akwetspalin Ome Pedro Serakokonetl, el bicho que nació para triunfar:
"¡Timotaske!", exclama amablemente.

5. Ya es febrero. Espero que hayan comenzado con puntualidad su lectura de la Bitácora. Por mi parte, sigo con la mente en el "Madrigal por Medusa" y el dolor bisiesto emparedado en años.

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger GA said...

1)Gracias por el recordatorioa acerca del aguacate, aunque en mis condiciones actuales es mejor no comerlo, no vaya a ser la de malas.
2)Gracias por agregar mi link en su página
3)Propongo que se organice una 'vaquita' pa comprarnos nuestros billetazos de lotería que seguramente saldràn premiados con lo que al fin seremos liberados de los tormentos de la burocracia eventual.

15:25  
Blogger Fairest Creature said...

El aguacate es un fruto muy peligroso en situaciones de ira. ¿A qué se debe su ira, señorita Ga? Cualquiera que sea el caso, no hay mejor momento para estar iracundo, pues justamente coincide en la época de aguacates caros. En temporada de aguacate, con el aguacate a un peso, conviene tener una bonita época de optimismo. Digo, para aprovechar.
Le puse a usted un link para poder tenerla siempre a la mano; le leí algunos postitos y me parecieron buenos. Seguiré leyéndola.
Para mí que el futuro está en el melate. Eso de los cachitos de la lotería está muy difícil, pues hay que sacarle los cálculos a las series, y que si me tocó un pedazo de la serie, pero luego resulta que la tengo incompleta, pero además tengo que ponerme de acuerdo con una bola de esperanzados burócratas y a ver de a cuánto nos toca. Nel, vamos a terminar enemistados y encerrados para siempre en lo eventual de la burocracia que nos toca. No, no, compremos el melate. ¿Cómo ve?

19:49  

Publicar un comentario

<< Home