martes, abril 22, 2008

Deseo...

1. Un alaskan malamute suavecito y bien portado, como éste, que pertenece al vecino de abajo (shhh, nadie le diga que tomo fotos de sus mascotas. Aquí otro ejemplo, no de alaskan, sino de fotos clandestinas; el vecino podrá tener pésimo gusto musical, pero seguro sabe de este tipo de bichos).
2. La cámara de mis sueños: la conocí el otro día, y no es nada cara. Creo que mi indemnización me la obsequiará la próxima quincena. Es bellísima y, desde que la conocí, no he podido dormir tranquilamente. Creo que es tiempo de que la cámara que me acompaña desde hace años y años sea jubilada en paz, pues, como la señorita Trixie, ya se queda dormida a la menor provocación.
3. Un futón color camello. Éste sí que no me lo podrá obsequiar la indemnización, por lo que deberé seguir viendo películas desde la incomodidad de mi silla.
4. La edición bonita de El tercer policía que acaba de sacar Nórdica y que está lindísima (yo encuaderné coquetamente mis fotocopias, pero ahora no parece ser suficiente, y mi corazón sufre, y sufre más porque yo estaba traduciendo esa novela, estúpido Héctor Arnau. Le pregunté a Google, y dice que todo este revuelo por la traducción recientemente lanzada por primera vez en español tiene que ver con una mención de la novela en Lost. Estúpido Lost).
5. A Rodrigo y Gabriela, a Antony and the Johnsons, a Thomas Fersen.

Pues sí, querido lector, usted encuentra placer y satisfacción en sus lecturas y en sus logros profesionales; lo llena de gozo la contemplación del atardecer y la sensación del viento frío contra su cara. Discúlpeme: sé que esperaba más de mí, y yo le salgo con puro deseo mundano y repugnantemente material.

Uh, antes de que se me olvide: hay nuevos links en la barra lateral. Váyase a dar una vueltita por allá, especialmente por Cactus al sol, que trae las nuevas fotos de Patrice.

Etiquetas:

3 Comments:

Anonymous AaaNooNnnIiiMmmOoo said...

y una tabla salvacorte y una plegadera

07:03  
Blogger Salva said...

Excelente Fairest...

Personalmente lo que más me gusta de tu blog son tus escritos sobre lo cotidiano ¿y qué más cotidiano que nuestros deseos mundanos?

No se te ocurra crear una secta de compradores compulsivos, porque seguro que los gobiernos la calificarían de altamente peligrosa por adictiva... Tanto como tu blog.

09:53  
Blogger Fairest Creature said...

Para tu información, AaaNnnÓóóNnnIiiMmmOoo, no, no necesito una tabla salvacorte. Me acaban de regalar una bellísima, de modo que tengo la de lujo y la de viaje que, como dice mi maestra, ya está más para allá que para acá. La plegadera... de teflón, gracias.

Chale, Salva, es verdad, eso de las compras es altamente adictivo. No puedo ir al súper sin supervisión adulta, pues siempre regreso con alguna tontería que tenga brillitos o puntitos de colores o rayitas, uhhh, es muy tentador. Soy una víctima de la mercadotecnia. Un abrazo.

Y otro abrazo a ti,
AaaNnnÓóóNnnIiiMmmOoo claramente identificado.

19:23  

Publicar un comentario

<< Home