viernes, abril 25, 2008

Encuentros y reencuentros de viernes agotador

1. Pues sucede que hoy en la mañana tuve un fugaz encuentro con un conocido comentador de este blog, y resultó ser la gran persona (adivinen quién). De paso, me enteré de dos que tres datos curiosos, mismos que no divulga en su espacio, y, por lo tanto, tuve que cruzar toda la ciudad para enterarme.
2. Instantes después, ya estaba yo recorriendo mi antiguo rumbo. Me encontré con que, cinco meses después, todo sigue exactamente igual, excepto porque ahora hay una señora que lee el tarot.
Breve digresión: de niña, cuando estaba de vacaciones, invariablemente terminaba de visita en casa de mi abuelita, ya por un día, ya por una semana entera. De esas visitas recuerdo muchas cosas, pero sobre todo el olor de la casa. Me gustaba: un poco a plantas y a dulce y a polvo acumulado en la alfombra peluda. Luego me fui a vivir con mi abuelita, y estuve con ella como siete años. Se me olvidó el olor de la casa, que pronto se hizo habitual, y yo formaba parte de él, como todos los objetos.
Regreso: hoy volví a casa de mi abuelita. Tuve que esperarla largamente, pues ella estaba en una de sus miles de actividades. En cuanto entré, todo fue -aunque familiar- nuevo. Conozco la casa de memoria, puedo caminarla con los ojos cerrados; parece que pertenezco y, sin embargo, ahora puedo percibir el olor de las vacaciones de mi infancia; me vuelven a sorprender las campanitas que suenan con el viento. Todo es igual. Me temo que otra vez he cambiado, y soy más vieja, y estoy más cerca de mi propia muerte y de la de todos aquellos a quienes conozco y que me conocen. Todo sigue exactamente igual, excepto porque ahora hay una señora que lee el tarot: "I do not find / The Hanged Man. Fear death by water".
3. El azar me hizo reencontrar telefónicamente a la señorita Ga, con quien ya no salgo a comer todas las tardes. Es una pena que no hayamos tenido más tiempo para convivir en nuestros días, pues es la buena onda. Que se arme algo; no todos los días se conoce gente a quien se quiera seguir frecuentando.
4. Reencontré a mi abuelita, cuando volvió de sus actividades. Después de todo, creo que ha vuelto a quererme. Me dictó recetas de varios platillos que hicimos juntas en años pasados. Quedó en dictarme otras tantas la próxima vez que vaya a verla, así se asegura de que no vuelva a abandonarla por tanto tiempo.
5. En mi correo, una invitación al blog de Jesús Gómez Morán, antiguo profesor de ensayo y estructuralismo. Es la buena onda. Vayan al blog, aunque sea por el puro chisme.

En otras noticias... mi primer gohan:

Se ve raro, pero estaba rico con mucha soya y tampico.

Etiquetas:

7 Comments:

Anonymous Anónimo said...

¡También cocinas! ¿No tendrás una hermana, prima, o alguien de quién se puedan esperar las mismas gracias?
Por cierto al menos somos dos anónimos: el de las NARANJAS (me dijeron que en el mejor de los casos, saben a mandarinas) y el de las muchas Dianas, soy.

08:35  
Blogger GA said...

Diana! extraño nuestras comidas, la soledad mientras comes no es agradable.
Un abrazo!

13:15  
Anonymous Ivanius said...

Me pregunto si el tal encuentro tendrá que ver con unas libretas coloridas...

16:35  
Blogger el7palabras said...

Chales.
No puedo creer que andes diciendo cosas de Ga y sus múltiples fánes estando tú misma recorriendo el mentado camino de la admiración multitudinaria.

O... espera, ¿será que el mismo anínimo anda levantando polvaderas aquí y allá nomás porque sí?

Tssss, ése sí es una caso para Chérloc Jolms.

Y de otras cosas:
Chas gracias por las libretas; están chipocludísssimas. Empezaron a servir su propósito desde el mismo momento en que hice la entrega formal a ambas chicas quienes echaron rayas felizmente nomás por el gusto de estrenar rápido.

Iba a sucumbir a la tentación de re-publicar cosas del anterior blog pa que te enteraras de alguno que otro detalle mío, pero mejor te dejo la dirección:

41minutos.blogspot.com

Hay como 5 o 6 posts que valen la pena, en total son algo así como 25 , que revelan uno que otro dato chismoso de mí mismo.

Enigüey, tendremos que hacerle honor a la palabra y vernos de nuex; ya más calmada la cosa y sin difraz oficinista de por medio pa charlar agussto.

Abrazo.

19:29  
Blogger el7palabras said...

Por cierto: Diana es la neta.

Y miren que tengo ojo clínico para ver eso. Se puede ver a lueguito que Sí, en efecto, es la más Fair de las Creatures del señor.

¡Mueran de envidia!


jo.

19:32  
Anonymous Anónimo said...

Quote:
¡También cocinas! ¿No tendrás una hermana, prima, o alguien de quién se puedan esperar las mismas gracias?
Por cierto al menos somos dos anónimos: el de las NARANJAS (me dijeron que en el mejor de los casos, saben a mandarinas) y el de las muchas Dianas, soy.


No, Diana es única y cuando nació rompieron el molde. Mejor suerte para la próxima vida.

22:47  
Blogger Fairest Creature said...

Anónimo: Ah, ¿pero por qué tanta timidez? Si ya diciendo cuál anónimo eres, adquieres alguuuna identidad. Te llamaré Pedro, no se diga más. Y fíjate que, en el desempleo, cualquiera se vuelve reteagraciada, y le salen talentos ocultos quién sabe de dónde. Por lo demás, eso sí, mi gohan es singular y delicioso =)

Gaaa: yo también extraño a la bandaaa. A mí también me choca comer sola en lugares públicos. Tomar café, leer, caminar y eso, lo puedo hacer sin mayor problema, y lo disfruto grandemente. ¿Pero comer? No, si no hay con quién, prefiero postergar el asunto hasta la cena, o me escondo en un lugar triste, húmedo y oscuro.
Pero te ibas a organizar al karaoke, ¿no?

Oh, sí, Ivanius, me sorprende su capacidad adivinatoria.

7Palabras:
1. A ver, och, yo no estoy diciendo cosas de Ga. Ahhh, qué crueldad. Me niego a contar la historia detrás de la frase a que usted alude en este comentario y que está posts más abajo. Ora que si usted quiere contratar al Chérloc e investigar quién está haciendo olas en este blog, pues estaría chido, pues ya hasta estoy bautizando a los anónimos con tal de no confundir al bueno con el malo y al malo con el aguafiestas.
2. Oh, qué gusto que haya quedado satisfecho con el producto adquirido... no podía dormir en paz desde entonces pensando en ello.
3. Ahora mismo voy a echar un vistazo a su ex pocilga.
4. Ok, ya quedó usted muy formal, pues después de uno de esos encuentros fugaces uno queda con ganas de echar más chisme con la banda. Pues que se arme; ahí dígale a su compadre el Ivanius pa que se vaya apuntando.

Anónimo 2 claramente identificado: Si bien es cierto que soy única y que vos sos un suertudo, ¿qué es eso de ahuyentar al tímido anónimo de esta manera? Sos un cortamaaambos. Pffft.



Abrazo a todos =)

09:14  

Publicar un comentario

<< Home