viernes, julio 03, 2009

Inadaptada, para variar

No he logrado crecer: soy todavía la niña rara que no sabe reírse de los chistes y que siente que tiene los muslos demasiado gruesos y que no es tan buena como las demás y que cree que debería tener un pene y llamarse Juan y que no es lista ni graciosa ni creativa y que no sabe dibujar y que tartamudea cuando lee en voz alta y que escribe las letras al revés y que no sabe convivir y que corre de lado al lado del patio sola porque no tiene con quién jugar y que tiene la voz demasiado grave y que no sabe cómo decir que no ni sí ni no sé y que llora cada tercer día y que cree que merece más de lo que tiene y que es fea y desagradable y que huele raro y usa lentes y zapatos ortopédicos y la ropa de su hermana y a quien Pipa quiere menos y que es torpe y se tropieza y tiene miedo y dios no le contesta cuando reza y es desordenada y dispensable y sucia y estúpida niña problema.

Etiquetas: ,

5 Comments:

Blogger GA said...

¿Qué?
Yo quisiera ser más como tú, ¡ash!

11:08  
Blogger GA said...

Es decir, creativa, sarcástica e inteligente (no estoy jugando, es en serio).

11:09  
Blogger Ivanius said...

Y luego de azotarse, se levanta. Nomás.

12:02  
Blogger Luciano said...

Realmente me pregunto cada tanto si soy muy diferente al niño que era hace varios años; y si toda la gente en realidad no se mantiene igual durante toda su vida.

Creo que tengo algunas esperanzas menos, pero que escencialmente sigo siendo el mismo. No sé si generalizar a todos; eso sí.

21:42  
Blogger Nadia said...

Como te dije: no sé qué escribir. Podría levantarte del azotón o dejar que te azotes más o que tal vez sólo te levantes y ya. Podría azotarme junto contigo y decir que todo se debe a los genes. Pero lo único que haré es decirte que sí leí, que ya comenté y que, como siempre, estoy aquí.

00:05  

Publicar un comentario

<< Home